A sólo 15 minutos de distancia de la ciudad de Zamora se encuentra esta villa cargada de historia en pleno monte de San Miguel de Grox, con una extensión de más de 10.000 m2 que convierten a la finca en un lugar único de toda Castilla y León.

Maradela, tierra de restos romanos, de manantiales, de estanques y de leyendas.
Se cuenta que aquí tuvo lugar la famosa batalla de Toro que logró asegurar el trono de Castilla a Isabel y Fernando.

Fue poseedora de un monasterio en el siglo XII, albergó un palacio, viñedos, olivos y una extensa variedad de árboles frutales que aún hoy engalanan sus bellos rincones.

Cuenta además con visitantes ilustres como Felipe III y su valido el duque de Lerma.

Maradela hoy es un excelente lugar para organizar todo tipo de eventos, la exclusividad, la excelencia, los detalles, la calidad de sus platos y la calidez de su entorno hacen de ella un destino incomparable con un sello de identidad propio.

Tres esencias son fabricadas en este lugar con sumo cuidado siendo poseedoras de las emociones humanas:

Amor, Libertad y Felicidad.

Nuestro destino… ¡tu sueño!


 

 

 

Maradela está compuesta por tres esencias que la hacen única, y que le dan ese toque mágico que siente nada más entrar por sus puertas, cuando respiras su aire… Estas esencias son: